image_pdfDirección General de Protección Civilimage_printDirección General de Protección Civil

San Salvador, 7 de mayo de 2009.

 

La Dirección General de Protección Civil, dependencia del Ministerio de Gobernación, informa que la evaluación de daños debido al enjambre sísmico en el occidente del país refleja 42 viviendas afectadas habitadas por  215 personas. El último reporte confirma que ha descendido la sismicidad, mientras sigue vigente la declaratoria de Alerta Amarilla para el occidente del territorio.  El Director de Protección Civil, Jorge Barahona, confirma que de las 42 viviendas afectadas, 10 fueron destruidas, 21 registran daños moderados y 11 daños menores, y que todas corresponden al municipio de Atiquizaya.

Aclaró que en Juayúa, la evaluación confirma una veintena de viviendas con daños mínimos porque las consecuencias de la sismicidad se han concentrado en los cantones El Pepenance (4 destruidas y 3 daños moderados), Cuyanausul (1 destruida, 3 daños moderados y 1 daño menor), El Chayal (2 destruidas y 1 daño moderado), El Tortuguero (2 destruidas, 9 daño moderado y 7 daños menores), y Santa Rita (1 destruida, 5 daños moderados, 3 daños menores), que corresponden a Atiquizaya. 

 

 “Lo importante es que todas las casas fueron visitadas, y las familias han recibido tiendas de campaña; aunque el monitoreo de sismos refleja una disminución, por lo que continúa la Alerta Amarilla”, expresó el funcionario al detallar la distribución inicial de 628 pliegos de lámina y 214 cuartones para levantar viviendas provisionales.

 

El Director Barahona explicó que el Viceministerio de Vivienda, como parte del Sistema de Protección Civil, también ha realizado su inspección para determinar las necesidades para apoyar a las familias afectadas en la reparación de sus viviendas. 

 El último reporte del Servicio Nacional de Estudios Territoriales (SNET), confirma que desde las cero horas de hoy jueves 7 de mayo hasta las 2:00 de la tarde, el número de sismos ha disminuido, registrándose únicamente 5 eventos, de los cuales ninguno fue reportado como sentido por la población de la zona.