DÉCIMO QUINTO evento en el marco del Foro Permanente para la Reducción de las Vulnerabilidades

DÉCIMO QUINTO EVENTO EN EL MARCO DEL FORO PERMANENTE PARA LA REDUCCIÓN DE LAS VULNERABILIDADES, DENOMINADO

 

“CONSTRUCCIÓN DE RESILIENCIA Y REDUCCIÓN DE VULNERABILIDAD SÍSMICA: ATENCIÓN DE LAS EDIFICACIONES SEÑALADAS CON BANDERA A CAUSA DE TERREMOTOS”

 

1.- CONTEXTO

 En enero de 2013, la Secretaría para Asuntos de la Vulnerabilidad de la Presidencia de la República en asocio con el Sistema de Naciones Unidas y el Comité Permanente Interagencial, llevaron a cabo el lanzamiento del Foro Permanente para la Reducción de las Vulnerabilidades, contando con la presencia del Señor Presidente de la República, el cual quedó constituido e institucionalizado.

Este Foro Permanente busca a través de múltiples actividades y los 14 eventos realizados a la fecha, desarrollar un proceso de concertación que nos permita construir los consensos necesarios que posibiliten definir las prioridades de reducción de vulnerabilidades y acordar metas comunes como país.

El Salvador, dada su ubicación geográfica delimitada por diferentes fallas locales y entre placas tectónicas, además de la actividad volcánica, está expuesto a constantes movimientos sísmicos de diferentes intensidades y magnitudes. Si los movimientos sísmicos son pequeños pueden afectar silenciosamente las edificaciones; si se produce de gran magnitud puede generar un colapso de las estructuras que puede producir víctimas mortales, de no contar con las medidas necesarias para proteger las estructuras y la población.

Desde el primer Foro se estableció la preparación para terremotos como una de las prioridades para la gestión de riesgos en El Salvador, considerándose fundamental la participación de la empresa privada y el sector gubernamental, junto al resto de sectores de la sociedad.

La importancia de la participación del sector privado consciente de su peso específico, obedece a su rol para generar crecimiento económico, empleo, producción, las grandes obras de construcción de infraestructura y urbanizaciones, etcétera, al mismo tiempo de la importancia de su participación también se deriva el peso en la generación de los riesgos o su prevención.

En ese orden de ideas la importancia de la Responsabilidad Social Empresarial es esencial, pues si bien la responsabilidad primordial es del Estado y del Gobierno, nunca será posible lograr una Gestión Integral del Riesgo de Desastres sin la participación de la empresa privada, considerando que el 70% de la inversión mundial es inversión privada.

En esta oportunidad se realiza el Décimo Quinto Foro Permanente para la Reducción de Vulnerabilidades que se ha denominado “CONSTRUCCIÓN DE RESILIENCIA Y REDUCCIÓN DE VULNERABILIDAD SISMICA”, con el objetivo de abordar temas relacionados a la protección de las edificaciones existentes en el país y evaluación de estructuras dañadas por grandes sismos ocurridos en fechas anteriores y que fueron clasificados con banderas de daños, considerando que el auge cada vez más elevado de edificaciones residenciales, comerciales, institucionales en las principales ciudades y en todo el país necesitan ser protegidas, dado que el no protegerlas puede generar víctimas mortales.

Debe considerarse también que aunque en el país ya existen edificaciones con  tecnologías sismo resistente, se debe generalizar e investigar otras tecnologías, como el uso de disipadores y aisladores en la construcción de edificaciones

Asimismo debe revisarse la normativa existente, con la finalidad de modificarla si se requiere, derogarla o crear nuevas leyes, que vayan de acuerdo a las nuevas tecnologías sobre construcción sismo resistente.

Este Foro Permanente pretende generar coordinación con todos los sectores, implementar normativas que se cumplan, generar capacidades para que se construya de cara a eventos sísmicos pequeños o grandes que ocurran en el país, para protección de la población.

 

2.-PROPÓSITO DE ESTE EVENTO

Constituir este mecanismo como la plataforma que permita el intercambio de conocimiento científico, entre los diferentes actores vinculados al fenómeno sísmico, a fin de mejorar la prevención, mitigación, preparación para brindar una  pronta y oportuna respuesta, promoviendo la coordinación interinstitucional e intersectorial entre los diferentes actores del Estado Salvadoreño. Lograr el consenso para la intervención conjunta entre el sector público y privado actuando de forma sistemática ejecutando acciones a corto, mediano y largo plazo que nos permita incrementar la resiliencia ante el riesgo sísmico.

 

3.- OBJETIVO

Adquirir el compromiso por actualizar la evaluación de las edificaciones señaladas con banderas por sismos de fechas anteriores.

 

4.- METODOLOGÍA

  1. Consta de una fase previa en la cual la Secretaría para Asuntos de Vulnerabilidad y la Dirección General de Protección Civil ha establecido los acuerdos mínimos con todos los actores que van a participar en el Foro para que sea posible en el momento del Foro establecer un compromiso.
  2. Es indispensable lograr información y enfoques que nos permitan tener un pensamiento común sobre la problemática y la manera de abordarla. En función de lo cual contaremos con la participación de profesionales expertos a través de conferencias magistrales; se compartirán la información técnica, jurídica e institucional por parte de los actores o entes especializados sobre distintos aspectos del tema.
  3. Se organizarán mesas de trabajo que nos permita intercambiar para aclarar dudas y precisar conceptos para garantizar que unificamos el enfoque de trabajo y el tipo de compromisos que ello implica.
  4. En esencia es un método de diálogo informado, multisectorial e interinstitucional con el propósito de sentar las bases consensuadas para trabajar de manera conjunta y coordinada.

 

5.- RESULTADOS ESPERADOS

  • Asumido un marco conceptual común sobre Riesgo Sísmico.
  • Comprometidos los actores involucrados en la Comisión Evaluación de Riesgo Sísmico CER.
  • Asentadas las bases para la elaboración del Plan de Trabajo de la CER
  • Asumido el compromiso para participar en el Plan de Trabajo mencionado, priorizando actualizar la evaluación de las edificaciones señaladas con banderas por sismos de fechas anteriores.

 

San Salvador, lunes 19 de febrero de 2018



Presidente Funes: El gobierno está comprometido con la reducción de la vulnerabilidad

Casa Presidencial, San Salvador, Miércoles 23 de enero de 2013

El Presidente de la República, Mauricio Funes, oficializó hoy la puesta en funcionamiento del Foro Permanente para la Reducción de las Vulnerabilidades, acto en el que destacó que El Salvador ahora tiene “una clara conciencia” de esta problemática a partir de todos los esfuerzos de su gobierno en esta materia.

 

“Desde el inicio de nuestra gestión asumimos la necesidad de construir una verdadera política en materia de lucha contra la vulnerabilidad, habida cuenta de la magnitud del fenómeno en el país”, expresó el mandatario en su discurso.

 

Agregó que este Foro Permanente es otro paso adelante del gobierno salvadoreño para prevenir y erradicar las condiciones que hacen de El Salvador uno de los territorios más vulnerables y expuestos a fenómenos naturales.

 

Los desastres de todo tipo han aumentado considerablemente en los últimos años en intensidad como en recurrencia a nivel mundial y en El Salvador han seguido la misma tendencia. En tan solo 3 años, de fines de 2009 a fines de 2011, el país sufrió cinco fenómenos de variada magnitud, explicó el jefe de Estado.

 

El primero de estos desastres fue la tormenta Ida, en noviembre de 2009, que produjo la muerte de 198 personas y daños estimados en 315 millones de dólares; en mayo de 2010, el país sufrió las consecuencias de la tormenta Agatha con 12 muertes y pérdidas materiales por valor de 115 millones. Además la depresión tropical 12E, ocurrida en octubre de 2011, que causó 34 muertos, pero produjo mayores daños materiales estimados en alrededor de los mil millones.

 

Esos tres fenómenos produjeron la pérdida de 244 vidas y unos mil quinientos millones de dólares en materia  de daños en infraestructura vial, cultivos, viviendas, centros escolares y de salud, entre otras pérdidas, señaló el gobernante.

 

El Presidente Funes manifestó que El Salvador es un país expuesto a una serie de desastres naturales; pero señaló que la vulnerabilidad no se reduce solo a ese tipo de fenómenos; sino también, y en gran medida, a las condiciones de pobreza en que vive gran parte de la población y la histórica falta de recursos e inversiones en obras de mitigación de riesgos.

 

A manera de ejemplo, el gobernante indicó que en las últimas décadas se formaron 420 cárcavas, heredadas a su administración, sobre las que debió actuar con una inversión superior a los 60 millones de dólares, eparando hasta ahora un total de 360 de ellas.

 

“La necesidad de invertir sostenidamente en este tipo de obras lo determina el hecho de que gran parte de la población más pobre del país vive, precisamente, en laderas y riberas de los ríos y por lo tanto es la que más expuesta está a las inundaciones y deslizamientos”, dijo el mandatario.

 

“Debemos estar conscientes de que la vulnerabilidad nos afecta a todos y por eso este Foro convoca a todos a involucrarse en la labor conjunta”, afirmó, al recalcar que el objetivo de la instancia es “contar con un espacio de confluencia del Estado y la sociedad más organismos internacionales en el país para sistematizar y ordenar la acción pública y privada, destinada a la reducción de las vulnerabilidades”.

 

El Presidente Funes destacó en su mensaje los esfuerzos de su administración por construir un verdadero Sistema Nacional de Protección Civil, que ahora cuenta con el apoyo de unas 120 mil personas en todo el país, entre voluntarios, rescatistas y miembros de distintas instituciones del gobierno.

 

“La capacidad de respuesta del Estado salvadoreño ante un fenómeno climático o telúrico es infinitamente superior a la que contábamos tres años atrás”, remarcó el gobernante.





Foro Permanente para la Reducción de Vulnerabilidades, ANTECEDENTES

Antecedentes

Los desastres han aumentado considerablemente en los últimos años tanto en intensidad como en recurrencia a nivel global. El Salvador es un país expuesto a terremotos, erupciones volcánicas, huracanes, lluvias intensas, sequías, incendios forestales, desprendimientos de tierra y emergencias sanitarias, entre otras. En la zona rural la mayoría de la población, que vive en condiciones de pobreza reside sobre todo en laderas y riberas de los ríos, siendo susceptibles a sufrir las consecuencias a inundaciones y deslizamientos; por otro lado tenemos un sesenta y cinco por ciento de población viviendo en concentraciones urbanas, esto implica, por la densidad poblacional, una mayor exposición a daños.

 

Este cuadro de alto riesgo se complica más debido a la realidad del cambio y variabilidad climática, que ahora las estadísticas reflejan un incremento de probabilidad de tener eventos extremos cada periodo de lluvias, es decir cada año.

 

La gestión de los riesgos y la adaptación al Cambio Climático debe concebirse como un aspecto constitutivo del desarrollo sostenible, ambos temas no han sido tomados en cuenta en los Objetivos del Milenio, no obstante que la experiencia ha demostrado, como sucedió en el terremoto del 2010 en Haití, que un solo evento desastroso destruyó toda la acumulación de los esfuerzos encaminados al desarrollo y cumplimientos de los Objetivos del Milenio. La discusión de la Reducción de Vulnerabilidad basada en una visión integrada con el Desarrollo Sostenible es una importante contribución a la elaboración de nuevas propuestas del Post Marco de Acción de Hyogo.

Una referencia obligada que debemos tomar en cuenta en este contexto para el trabajo de reducción de vulnerabilidades son los acuerdos y compromisos asumidos por nuestro país en diferentes conferencias internacionales. En este sentido es importante el seguimiento a la Primera Conferencia Mundial sobre la Reducción de los Desastres (mayo 1994) Yokohama, Japón; a la Segunda Conferencia Mundial sobre la Reducción de los Desastres que se celebró en Kobe, Japón, del 18 al 22 de enero de 2005 por parte de 168 Estados. En esta Conferencia de Kobe se aprobó el Marco de Acción de Hyogo (MAH) el cual es el instrumento más importante para la implementación de la reducción del riesgo de desastres que adoptaron los Estados miembros de las Naciones Unidas. Su objetivo general es aumentar la resiliencia de las naciones y las comunidades ante los desastres, al lograr para el año 2015, una reducción considerable de las pérdidas que ocasionan los desastres, tanto en término de vidas humanas como en cuanto a bienes sociales, económicos y ambientales de las comunidades y los países.

 

En el ámbito regional, en julio de 2009 fue realizado el Foro Regional Centroamericano Mitch+10, el cual tuvo como resultado la elaboración de los lineamientos para una Política Centroamericana. Con base a estos lineamientos se elaboró una propuesta de Política Centroamericana de Gestión Integral del Riesgo, la cual fue aprobada en la XXXV Reunión Ordinaria de Jefes de Estado y de Gobierno de los países del Sistema de Integración Centroamericana en junio del año 2010.

Es importante denotar que en la Cumbre Extraordinaria de Jefes de Estado y de Gobierno de Países del SICA, para el relanzamiento del proceso de la Integración Centroamericana, celebrado en San Salvador, El Salvador, 20 de julio 2010. a propuesta del Señor Presidente Mauricio Funes la Gestión Integral de Riesgos y Adaptación al Cambio Climático fue aprobada como una de las cinco prioridades en la agenda de Integración Centroamericana.

 

El 18 de julio de 2011 en San Salvador se constituyó el Foro Consultivo Regional de la PCGIR. Y la XXXVIII Cumbre de Presidentes asumió el Foro como uno de los mecanismos del Sistema de Integración Centroamericana. Este Foro Regional aprobó la creación de los Foros consultivos nacionales en cada uno de los países de la región.

 

El 12 enero de 2011 el Gobierno de la República, por Decreto Ejecutivo creó la Secretaría para Asuntos de Vulnerabilidad de la Presidencia de la República, definiendo que “es el ente rector dentro del Órgano Ejecutivo encargado de llevar a cabo todas las acciones necesarias para prevenir y erradicar la Vulnerabilidad que actualmente presenta el territorio nacional frente a fenómenos naturales y humanos”.

 

Este Foro es una iniciativa de la Secretaría para Asuntos de Vulnerabilidad de la Presidencia de la República en asocio con el Sistema de Naciones Unidas y el Comité Permanente Interagencial contando con el apoyo de la Oficina de Naciones Unidas para la Reducción de Desastres a nivel mundial y el Centro de Coordinación para la Prevención de Desastres Naturales en América Central.

El Comité Interagencial de Naciones Unidas está integrado por la Oficina Panamericana para la Salud (OPS), Oficina Mundial de la Salud (OMS), Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), Programa Mundial de Alimentos (PMA), Organización Internacional del Trabajo (OIT), Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), Oficina de las Naciones Unidas de Servicio para Proyectos (UNOPS), Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), Programa Conjunto de las naciones Unidas sobre el SIDA (ONUSIDA), Organización Internacional de Migración(OIM).