image_pdfDirección General de Protección Civilimage_printDirección General de Protección Civil

Cuando los desastres golpean, todos debemos ayudar a los damnificados. Para asegurar que esa solidaridad y generosidad lleguen a donde son requeridas, la comunidad y los medios de comunicación deben tener en cuenta que:

  • La ayuda financiera es una necesidad inmediata para las víctimas de un desastre. Las contribuciones deben efectuarse a través de una organización voluntaria reconocida, que sea garantía de que los dineros tendrán el uso correcto.
  • Antes de donar ropa, medicamentos o comida, debe esperarse las instrucciones que en ese sentido impartan las instituciones oficiales. Experiencias anteriores han demostrado el esfuerzo agotador que tienen que hacer los cuerpos de atención y socorro para clasificar las donaciones, además de recibir medicamentos con fecha vencida o del tipo que no se necesitan, ropa inservible para la ocasión o para el lugar, enlatados con fecha de uso expirada.
  • Los voluntarios deberán actuar bajo la coordinación de entidades voluntarias reconocidas como la Cruz Roja o ProteccionCivil, que conocen las necesidades y están preparadas para atender los tipos de necesidad. Los comités locales de emergencia municipales también tienen la función de coordinar los esfuerzos de ayuda durante los desastres.
  • Las organizaciones comunales y grupos de personas deberán estar en contacto con los organismos oficiales para saber qué se necesita, cómo y adónde enviarlo.