image_pdfDirección General de Protección Civilimage_printDirección General de Protección Civil

San Salvador 16 de Diciembre 2011; Los gobiernos de la región iniciaron hoy en El Salvador la XXXVIII Cumbre Ordinaria de Jefes de Estado de los países que integran el Sistema de la Integración Centroamericana (SICA) en la que harán una revisión de los logros y desafíos que enfrentan los planes que impulsan en conjunto.

En la cumbre,participaron los miembros del Consejo de Representantes del CEPREDENAC; por El Salvador, el Lic. Jorge Antonio Meléndez, Secretario para Asuntos de Vulnerabilidad de la Presidencia.

El Presidente de El Salvador, Mauricio Funes, indicó que a partir del Grupo Consultivo, realizado hoy en San Salvador, Centroamérica ha comenzado a ser visibilizada como una región afectada por el cambio climático, lo que también implica la posibilidad de captar fondos  de la comunidad internacional destinada  a resistir el impacto de este fenómeno.

El jefe de Estado, en su calidad de presidente pro témpore del SICA, dijo en una conferencia de prensa que, más allá de los fondos ofrecidos por las delegaciones participantes, “el éxito es que visibilizamos a Centroamérica” para poder continuar con el proceso de captación de cooperación.

Según la Comisión Económica para América Latina (CEPAL), la región necesita unos 4.200 millones de dólares para hacer frente a la reconstrucción de los daños causados por la depresión tropical 12E, desastre que motivo la realización del Grupo Consultivo.

“Nunca antes Centroamérica había sido vista como una región afectada por el cambio climático”, enfatizó el Presidente Funes, y consideró que los daños provocados por los fenómenos asociados “sobrepasan las capacidades financieras” de estas naciones.

Al citar el Comunicado Conjunto aprobado por los gobiernos de la región, el presidente Funes dijo que “la rehabilitación y reconstrucción de los países solamente puede emprenderse bajo criterios sostenibles y patrones diferentes, con una visión de largo plazo”.

“La nueva infraestructura debe construirse tomando en consideración que los eventos extremos son cada vez más graves y crecientes en su intensidad, previendo que se agudizarán en el tiempo”, expresó el gobernante.

Insistió en que durante el Grupo Consultivo, donde participaron 48 delegaciones de países y organismo internacionales,  se invocó “el principio de la responsabilidad compartida, pero diferenciada”.

Añaden que  “los daños y pérdidas económicas causados por la Depresión Tropical 12-E, de acuerdo a las evaluaciones presentadas por CEPAL y la Región, ascienden a montos que sobrepasan las capacidades financieras de los países y menoscaban los esfuerzos para atender temas altamente prioritarios, como los de carácter social y de seguridad”.

En ese sentido, las naciones que integran el SICA “solicitaron a la comunidad internacional respaldar sus esfuerzos para ser reconocidos internacionalmente entre los países más impactados por el cambio climático”.

También invitaron a los países y organismos a “respaldar a la región en sus iniciativas en el marco de las negociaciones internacionales de cambio climático, para que la nueva arquitectura financiera climática, tales como: el fondo verde climático y el mecanismo de pérdidas y daños, se constituyan y operen de manera efectiva en el corto plazo, en respuesta a los países que están siendo afectados por el cambio climático”.

En esta reunión los gobiernos de Centroamérica dieron por constituido “el Foro Consultivo Regional de la Política Centroamericana de la Gestión Integral del Riesgo” y reafirmaron que esta reunión “marca el inicio de un proceso, para el cual solicitan el acompañamiento de la comunidad internacional y su participación” en los esfuerzos que se realicen para enfrentar el cambio climático.