image_pdfDirección General de Protección Civilimage_printDirección General de Protección Civil

San Salvador,  01 de julio de 2009.

El Subdirector de Protección Civil, Ingeniero Raúl Murillo, informó hoy que se prevén lluvias de baja intensidad a moderada debido al paso de una vaguada en todo el territorio.

El funcionario explicó que el fenómeno climático se extiende desde Costa Rica hasta la Península de Yucatán, en México, la cual cruzará la zona sur de Honduras y el norte de El Salvador.

El subdirector Murillo, dijo además que se prevén lluvias generalizadas esta noche debido al ingreso de una onda tropical que cruzará el país.

Enfatizó que “si hay un cambio significativo en cuanto a las cantidades de lluvia que se formarán, lo daremos a conocer con prontitud, aunque las condiciones del clima indican que no se pronostican lluvias arriba de 60 milímetros”.

Dijo que a partir de las proyecciones del Servicio Nacional de Estudios Territoriales -SNET, se cree que hayan precipitaciones de entre 20 a 40 milímetros por lo que se consideran niveles de riesgo bajo a moderado.

Señaló además, que este fenómeno climático se prolongará hasta el fin de semana, a partir de hoy, pues la baja presión se desplazará el viernes hacia las costas de Nicaragua y  El Salvador.

El subdirector Murillo, explicó que una vaguada es la prolongación de una baja presión que produce lluvias dispersas de baja a moderada intensidad y de desplazamiento lento que oscilan entre los 20 y 40 milímetros de lluvia.

Las autoridades de Protección Civil recomiendan que para el jueves y viernes, los pescadores artesanales deben tener cuidado, porque podría incrementarse el oleaje a pesar que la baja presión que afecta al país se mantendrá débil en la zona costera oriental y paracentral.

Asimismo, indican que debe evitarse cruzar los ríos durante una tormenta, mientras que en la zona urbana los automovilistas deben conducir con precaución.

El Centro de Operaciones de Emergencias de Protección Civil, informa que no se han registrado en el país ninguna emergencia como desbordamiento de ríos por las últimas lluvias.